in

Emily Dickinson: 7 poemas traducidos y analizados

Emily Dickinson (1830 – 1886) fue una escritora estadounidense que ayudó a definir la poesía moderna y ocupó un lugar destacado en la literatura mundial.

Aunque publicó pocas composiciones en vida, su producción lírica fue enorme y rompió las reglas de la época. El poeta produjo innovaciones que influyeron en innumerables autores posteriores y mantuvieron su popularidad entre los lectores a lo largo de los siglos.

Sus composiciones tratan temas universales como el amor, las complejidades de la vida y las relaciones humanas, y también se centran en la inevitabilidad de la muerte.

1. no soy nadie

¡No soy nadie! ¿Quién eres tú?
Nadie – también?
Entonces, ¿somos pareja?
¡No decir! ¡Puedes difundirlo!

¡Qué triste – ser alguien!
Que audiencia – fama –
Di tu nombre – como la rana –
¡Por las almas de la llama!

Traducción de Augusto de Campos

En este poema, el yo lírico le habla a un interlocutor y protesta por su falta de estatus social. Declara en el primer verso que no es nadie, lo que significa que no parece importar a los ojos de sus contemporáneos.

Para comprender mejor el mensaje transmitido, es necesario saber algo sobre la biografía del autor. Aunque se hizo famosa después de su muerte, Emily Dickinson tuvo pocas publicaciones en su vida.

Todavía estaba muy lejos de ser una escritora reconocida. Por el contrario, se la veía como un personaje extraño que vivía aislado, fuera de los círculos sociales.

En «No soy nadie», explica que prefiere el anonimato. Aquí el tema poético insinúa la ridiculez de las celebridades que repiten sus propios nombres como ranas. Con estas palabras rechaza la «rueda alta» y critica una sociedad impregnada de egoísmo y vanidad.

2. Morir por ti fue poco

Morir por ti fue poco.
Cualquier griego lo haría.
la vida es mas dificil –
Esta es mi oferta –

Morir no es nada, ni siquiera
La mayoría. Pero la vida importa
Múltiples muertes – no
El alivio de estar muerto.

Traducción de Augusto de Campos

Estamos ante una composición que trata dos grandes temas de la poesía universal: el amor y la muerte. En la primera estrofa, el tema declara que sería demasiado fácil morir por la persona amada, tema que se repite desde la antigua Grecia.

Por eso dice que su manera de mostrar lo que siente será diferente: vive en el nombre del amado, algo que sería «más difícil». Al ofrecer esto, el yo lírico se declara a alguien y anuncia que dedicará su existencia a la pasión que lo gobierna.

Esta idea se explica en la siguiente estrofa. Si la muerte puede ser sinónimo de descanso, la vida se presenta como una sucesión de sufrimientos y obstáculos que encontrarás solo para estar cerca de los que amas. Y eso sería amor verdadero.

Según algunos relatos biográficos, Emily habría vivido un romance con Susan Gilbert, su cuñada y amiga de la infancia. El carácter prohibido de la unión en una época en que los prejuicios eran mucho más rígidos y castradores puede haber contribuido a esta visión negativa del sentimiento amoroso, que siempre se asocia al miedo.

3. No viviré en vano

No viviré en vano si puedo
salvar un corazón de romperse,
Si puedo hacer la vida más fácil
sufrido, o aliviar un dolor,
O ayudar a sangrar al pajarito
Volviendo a subir al nido –
No viviré en vano.

Traducido por Aila de Oliveira Gomes

En los versos bellísimos, el sujeto poético explica su misión en la tierra, que él cree ser propósito de tu vida. Entonces dice que su existencia solo tiene sentido si logra hacer algo bueno por los demás.

Ayudar a otras personas a aliviar su dolor o incluso ayudar a un pájaro que se ha caído del nido son ejemplos de gestos que llenan tu vida.

Para el yo lírico, la vida significa hacer el bien de alguna manera, aunque sean pequeños gestos de bondad que nadie ve ni conoce. De lo contrario, es tiempo perdido, «en vano».

4. Una palabra muere

una palabra muere
cuando se habla
Alguien dijo.
yo digo que ella nació
Exactamente
Este día.

Traducción de Idelma Ribeiro Faria

El poema se centra en la comunicación misma, tratando de contradecir una idea común y enfatizar la importancia de las palabras. Según los versos, no mueren después de ser pronunciados.

Por el contrario, el sujeto defiende que ese es el momento en que nace. Así se crea el lenguaje o la escritura, como un nuevo comienzo. Aquí la palabra es algo capaz de transformación, de iniciar una nueva realidad.

Si queremos ir más allá, podemos decir que él ve la poesía misma de la misma manera: un impulso para la vida, la creación y la reinvención.

5. Esta, mi carta al mundo

Esta, mi carta al mundo,
Quien nunca me ha escrito –
Noticias simples que la naturaleza.
Hablaba con tierno refinamiento.

Tu mensaje, confío en ella.
Por manos que nunca veré –
Por ella -mi pueblo-
juzgame amablemente

Traducido por Aila de Oliveira Gomes

Los versos iniciales transmiten una idea de aislamiento y soledad del sujeto, sintiéndose separado del resto. A pesar de hablar con el mundo, dice que nunca recibió una respuesta.

A través de su poesía, decide escribir una carta a la posteridad. Podemos ver la composición como un testimonio de la autora que sobrevivirá mucho después de su partida.

El yo lírico cree que sus palabras contienen la sabiduría que le otorga el contacto con el mundo natural; así que considéralos…

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

Milagros en la celda 7: análisis y explicación de la película

20 mitos griegos y su significado