in

13 sagas cortas para niños que te sorprenderán

Las narraciones y relatos que combinan elementos o hechos reales con elementos imaginarios, más conocidos como leyendas, se transmiten oralmente y por escrito desde hace siglos.

Las leyendas forman parte de la identidad de las ciudades y pueblos, algunas tienen numerosas versiones y hay diferentes temáticas para todos los gustos.

Al igual que los cuentos, las leyendas fomentan el desarrollo cognitivo y la creatividad, además contienen valores para transmitir a los más pequeños.

Aquí presentamos 13 cuentos para compartir y disfrutar con los niños, llenos de contenido educativo para dejar volar su imaginación.

1. La leyenda del maíz

También conocido como Quetzalcóatl y el Maíz, esta leyenda es de origen azteca y trata de explicar el origen de uno de los principales ingredientes de la cocina mexicana: el maíz. En esta historia se ve como un producto que surge como resultado de la acción divina.

Al mismo tiempo, esta leyenda es ideal para reflexionar con los más pequeños sobre la importancia del esfuerzo y la constancia para conseguir cualquier objetivo que nos propongamos en la vida.

Según la leyenda, antes de la llegada del dios Quetzalcóatl, los aztecas solo comían raíces y otros animales que podían cazar.

El maíz era un alimento inaccesible porque estaba escondido en un lugar remoto más allá de las montañas.

Los antiguos dioses intentaron por todos los medios acceder quitando las montañas del sitio, pero fracasaron. Entonces los aztecas recurrieron a Quetzalcóatl, quien prometió traer maíz. A diferencia de los dioses, se convirtió en una hormiga negra con su poder y, acompañado de una hormiga roja, recorrió las montañas en busca de grano.

El proceso no fue nada fácil y las hormigas tuvieron que sortear todo tipo de obstáculos, los cuales superaron con valentía. Cuando llegaron a la planta de maíz, tomaron un grano y regresaron al pueblo. Pronto los aztecas estaban cultivando maíz, cosechando grandes cosechas y aumentando así su riqueza. Con todas las ventajas, se dice, construyeron grandes ciudades y palacios.

A partir de ese momento, los aztecas adoraron al dios Quetzalcóatl, quien les traía maíz y buena suerte.

2. Leyenda del Cordón Rojo del Destino

Esta conocida leyenda es parte de la cultura popular china y japonesa y se basa en la suposición de que las personas predestinadas están unidas por un hilo común. Además, refuerza la idea de existencia de que todos tenemos un “alma gemela”.

Esta historia no solo sirve para hablar del destino, sino también de los lazos que se hacen entre las personas, ya sea de amor, amistad o compañerismo.

Una vieja leyenda dice que hace muchos años un emperador invitó a una poderosa bruja que tenía la habilidad de ver el hilo rojo del destino.

Cuando la hechicera llegó al palacio, el emperador le pidió que siguiera el hilo rojo de su destino y lo condujera hasta su futura esposa. La bruja estuvo de acuerdo y siguió el hilo del dedo meñique del Emperador, que la llevó a un mercado. Allí se detuvo frente a una campesina en cuyos brazos sostenía a un bebé. El emperador, pensando furiosamente que se trataba de una burla de la bruja, dejó caer a la joven al suelo, causando que el recién nacido se lastimara la frente. Luego ordenó a los guardias que se llevaran a la bruja y pidió su cabeza.

Años más tarde, el Emperador decidió casarse con la hija de un poderoso terrateniente al que no conocía. Durante la ceremonia, cuando el emperador vio por primera vez el rostro de su futura esposa, notó una peculiar cicatriz en su frente.

3. Kamshout y Otoño

Esta leyenda, de origen argentino, sirve para explicar la transformación de los árboles en las estaciones de otoño y primavera. Pero también puede ser visto como un reflejo del riesgo que representa la ignorancia, que puede ser la madre del prejuicio hacia algo nuevo o diferente. Debemos considerar otras opciones y no solo creer lo que ya sabemos o creemos saber.

También nos dice la importancia de no burlarse de los demás cuando sus creencias u opiniones no concuerdan con las nuestras.

Según la leyenda, hubo un tiempo en Tierra del Fuego en que las hojas de los árboles estaban siempre verdes. Un joven que vivía allí, Kamshout, tuvo que ir a un lugar lejano para realizar un rito de iniciación al alcanzar la madurez.

Kamshout tardó mucho en regresar y el resto de los residentes lo habían declarado muerto.

Un día, cuando nadie lo esperaba, apareció Kamshout y les contó a los aldeanos cómo había pasado todo este tiempo en un lugar donde los árboles mudaban sus hojas en otoño y volvían a brotar verdosas en primavera.

Tras contar su experiencia, nadie creyó sus palabras, y sus compatriotas se burlaron de él. Kamshout, completamente furioso, decidió irse al bosque y desapareció por un tiempo.

Pronto, Kamshout reapareció como un loro vestido con plumas verdes y rojas. Cuando llegó el otoño, Kamshout coloreó las hojas con sus plumas rojas y pronto comenzaron a caer de los árboles. Los residentes pensaron que los árboles se habían enfermado y morirían pronto. Kamshout no pudo contener la risa.

En primavera reaparecieron las hojas, esta vez verdes. A partir de ese momento, los loros se juntan en los árboles…

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

Poema ¿Y ahora José? de Carlos Drummond de Andrade (con análisis e interpretación)

La historia del feminismo resumida en 18 momentos clave (desde sus inicios hasta la actualidad)